Archivo de la etiqueta: ida y vuelta

27 NOVIEMBRE CELEBRACIÓN DEL XV ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DE LA ASOCIACIÓN EN LA PANERA

SALIDA EXTRAORDINARIA DE DÍA COMPLETO:
Lugar: La Panera de San Rafael. Ruta: los embalses de Rio Moros. Lugar de encuentro a las 8:45, para salir a las 9:00, en Avda. Guadarrama, c/v Avda. Reyes Católicos, en Autobús de 54 plazas.Dificultad: Baja. Tipo de ruta: Lineal ida y vuelta por el mismo sitio Longitud 14 Kms. duración 4:00 horas. Desnivel 443 m. Llegada a Majadahonda sobre las 18:30


Para celebrar el XV aniversario de la asociación, hemos previsto realizar la tradicional comida de campo en “La Panera” después de hacer la ruta tradicional del cañón del rió Moros y sus embalses.

Partiendo del aparcamiento de esta zona recreativa y subiendo por el cauce del rió, llegaremos a los embalses del Tejo y posteriormente al del Espinar, regresando posteriormente por el mismo camino de ida. La etapa es un recorrido fácil que presenta una longitud aproximada de 14 Km. y un desnivel de 443 metros. La duración aproximada del recorrido es de 4,5 horas, por lo que saliendo a nuestra hora, a las 14:30 estaremos de regreso, para disfrutar de la comida preparada por Miguel Ángel, nuestro cocinero oficial.

Las bebidas (vino, cerveza etc.), la comida y el pan, serán aportadas por la asociación, debiendo los socios colaborar trayendo los postres, los aperitivos, el café, los licores y lo que consideren puede enriquecer la reunión. «Cada uno se tendrá que llevar su plato de la vajilla de Sargadelos (porque el plato de plástico no aguantará el calor de la migas que conviene conservar), su vaso o copa de su cristalería de bohemia y su cubierto de plata.»

El menú ACA será Aperitivos, Migas extremeñas, careta de cerdo y bebidas, poniendo los asociados los postres, dulces, turrón, café, licor o lo que cada uno quiera llevar para compartir.

Llevaremos la bota vacía para rellenarla allí, que no la dejaremos parar para entrar en calor

Y otra cosa muy importante seria que alguien, llevase algún instrumento musical para amenizar la velada.

El tiempo previsto para el domingo 20 de noviembre en la zona de El Espinar es de nubes y claros con una temperatura al medio día entre 7 y 9 grados, por lo que conviene ir provisto de guantes y gorro.

Pueden verse las fotos y el resumen de la etapa del año anterior en los enlaces del blog:

http://amigosdeloscaminos2015.blogspot.com.es/2015/12/13-de-diciembre-la-garganta-de-rio-moros.html

PLANO DEL RECORRIDO

 
 
Los Embalses de Río Moros
 
La dehesa-pinar de la Garganta del río Moros, también conocida históricamente como de Ruy Vázquez, es un conjunto de montes situados al Noreste del municipio. Es una zona de grandes pinares abierta al oeste, rodeada de montañas, los cordales de la Sierra del Quintanar y de la Mujer Muerta por el norte, y el de Montón de Trigo, Peña Bercial, Peña el Águila y la Peñota por el sureste. A la entrada del valle hay una zona de esparcimiento muy conocida, las Casas de la Panera, con piscinas naturales, mesas y bancos, y área de aparcamiento, muy visitada durante la mayor parte del año por domingueros y excursionistas.
 El río Moros se encarga en su bajada profunda de dividirla en dos mitades características. La Umbría y la Solana. En total abarca una superficie de 2.957 hectáreas. En ella convive una amplia y variada representación de especies vegetales, siendo el pino silvestre el ejemplar más abundante.

En su condición forestal, algunos expertos llegan a definirla como el mejor conjunto de pino silvestre de España; desde el punto de vista económico, ha sido durante siglos la principal fuente de ingresos y trabajo para el municipio; como reserva hidrográfica, los dos pantanos construidos el cauce alto del río Moros garantizan el abastecimiento de agua para la población; como hábitat animal, junto a varios centenares de reses vacunas que pastorean de primavera a otoño en régimen comunal, existe un reserva natural para la cría del corzo y multitud de especies: jabalís, rapaces, palomas torcaces, perdices, arrendajos, ardillas, liebres…En el río pervive la trucha autóctona.

En suma, la Garganta es un espacio increíble, repleto de parajes, collados, arroyos y rincones singulares que no dejan de sorprender; el viajero agotará su libreta si en ella anota las emociones y sentimientos que puede vivir en su paseo infinito: la imagen de los pinos reflejada en el pantano, el embrujo de un tejo o de una mata de acebos repleta de redondos frutos rojos en la cañada de Solanilla o en la ladera de los Acebos, el encuentro sorpresivo con un corzo huidizo, el agua helada del arroyo del Tejo, el paisaje primaveral de los narcisos silvestres en las piedras ‘Piel de Lagarto’ de la ladera de Peña el Oso, el cantar subterráneo del agua bajo la pedriza de Catarro, el brotar pausado y armonioso de los manantiales de los ojos del río Moros en la falda del Montón de Trigo, la estampa otoñas de las manchas amarillas de los serbales y su contraste con las copas verdes y los fustes anaranjados de los pinos.
Punto de partida: El aparcamiento de la Panera
Iniciamos nuestra andadura desde el final de la Panera (1282 m.), tomando la pista forestal que sale justa nada mas cruzar el puente de la carretera de regreso o salida de la Panera.
Así penetraremos en la zona forestal del valle, cerrada a todo tránsito en los meses estivales para la prevención de incendios. Y es que para esta masa forestal bien merece la pena cualquier precaución, ya que todo el valle es un tapiz de altos pinos silvestres maderables, conjunto de alto valor ambiental y económico.
Desde la zona de Puente Negro, en la margen derecha del río,  una pista forestal inicia una vertiginosa remontada, faldeando por la ladera norte del valle, a la totémica montaña de la Mujer Muerta. Con este nombre se bautizan en España a numerosos cordales que, desde el llano, asemejan el perfil de una mujer yaciente, invocando a bellas leyendas, de amor, odio, celos… que explican sus curiosas siluetas y dan un aire mágico a las alturas.
Pasaremos varios refugios en nuestro caminar ascendente hasta llegar al embalse del Tejón o de las Tabladillas, con su espectacular aliviadero y luego a poco mas de 500 m. nos toparemos con el pie de presa del Embalse del Espinar o Vado de las Cabras, con sorprendentes contrafuerte, subiendo al muro de la presa sin salir a la pista  o saliendo como cada uno quiera, disfrutando de las vistas y el entorno natural que nos rodea, y volviendo por el mismo camino de tal forma que a las 4 horas máximo de haber salido estemos de regreso en la Panera donde Miguel Ángel, habrá preparado la comida.
FOTOS DE LA MARCHA
FOTOS DE MIGUEL ANGEL Y PEPI
FOTOS DE JAVIER ORTIZ
FOTOS DE RAUL
FOTOS DE JAIME

 

FOTOS DE NELLY

 

17 enero 2016…Embalse y Garganta de Picadas

Finalizadas las fiestas, y comenzado el día a día para empezar el año nuevo, iniciaremos nuestra andadura, con buen pie, con una salida de baja dificultad, bonita y cómoda.

17 Enero 2016: Lugar: Aldea del Fresno-Navas del Rey. Ruta: Embalse y Garganta de Picadas. Lugar de encuentro: a las 8:45, para salir a las 9:00, en Avda. Guadarrama, c/v Reyes Católicos, en Autocar de 55 plazas. Tipo de ruta: Lineal, ida y vuelta por el mismo sitio. Distancia: 14,6 Km. Duración: 4:00 horas. Desnivel: 24 m., Dificultad: BAJA. Llegada a Majadahonda sobre las 14:30 h.

EL plano y recorrido de la salida, están en el Blog http://amigosdeloscaminos2016.blogspot.com.es/2016/01/17-de-enero-embalse-y-garganta-de.html, y en nuestras páginas web: la nueva https://amigoscaminos.wordpress.com y la antigua http://amigosdeloscaminos.com. Las fotos de hace 2 años en http://amigosdeloscaminos2014.blogspot.com.es/2014/02/16-de-febrero-las-fotos-del-embalse-y.html y las de hace 4 años en http://amigosdeloscaminos2012.blogspot.com.es/2012/01/17-de-enero-las-fotos-de-picadas.html

El tiempo previsto será, soleado parcialmente, en torno a los 5 a 9º de temperatura máxima, por lo que conviene ir abrigados, con una velocidad de viento ONO de 5Km/h.

Plano y perfil del recorrido

Embalse de Picadas-Vía Verde. Plano

 

Descripción de la ruta

Se inicia la marcha en el Km. 50 de la M-501, que une Madrid con San Martín de Valdeiglesias, último pueblo de la comunidad por esta carretera. El recorrido forma parte de la llamada Vía Verde del Alberche que discurre entre este pueblo y la presa de Picadas.

En julio de 1891, bajo la Regencia de María Cristina, el ministro de la Guerra, Canovas del Castillo, pensó que sería conveniente construir un ferrocarril de Madrid a San Martín de Valdeiglesias (no nos pregunten para qué) e inmediatamente dio las órdenes oportunas. La estación inicial en Madrid se encontraba próxima al Puente de Segovia, se la conocía como La Estación de Goya y el trazado de la vía iba paralela pero algo alejada de carretera de Extremadura hasta la zona militar de Campamento donde atravesaba el cuartel de Zapadores Ferroviarios. Cuando el tendido progresaba a la altura de Cuatro Vientos, alguien pensó que sería más conveniente aprovechar la línea ya en servicio de Madrid a Almorox (Toledo), con lo que lógicamente se ahorrarían 40 kilómetros de trazado. El 21 de marzo de 1927, el Gobierno del General Primo de Rivera pensó y el rey Alfonso XIII decretó, que sería conveniente hacer caso a ese alguien.

Posteriormente, se decidió que Villamanta sería el punto más conveniente para derivar hacia San Martín un ramal de la vía existente para concluir el proyecto inicial. Se explanaron terrenos, se tendieron puentes e incluso se construyó un corto tramo de vía, entre Pelayos y San Martín de Valdeiglesias, «para inaugurar y celebrar el buen ritmo de las obras» Para mayor gloria incluso se construyó la que iba a ser, Estación de San Martin de Valdeiglesias, extraordinario y bello edificio, hoy sede de las concejalías de Cultura y Juventud del Ayuntamiento y finalmente, para ambientar mejor el acontecimiento, sobre el pequeño tramo construido se colocó una pequeña locomotora, transportada en camión desde Madrid. Pero después de la guerra civil, todo el mundo pensó que olvidarse del tren sería lo mejor y más conveniente. El Ferrocarril del Tiétar, llamado así porque en pleno delirio se había decidido prolongarlo hasta Arenas de San Pedro (Ávila), es una de las muchas vías fantasma que surcan este país. Ahora se las denomina vías verdes, y como no cuestan un duro, todos tan contentos. Una vía verde, pues, será la que nos permita recorrer el tramo más agreste del Alberche: la garganta de Picadas. Esta angostura, labrada por el río sobre rocas metamórficas principalmente gneiss y esquistos, fue parcialmente anegada por el embalse homónimo en 1952, hasta pocos metros bajo el nivel de la vía, pero lo que asoma por encima de las cien hectáreas de tersa superficie de agua aún es mucho y sólo para los ojos de quien siga nuestra marcha. No hay otro camino. La presa, de gravedad, tiene una altura sobre cimientos de 59 metros y 145 de longitud.

Un corto túnel de extremada e inquietante belleza horadado en la piedra y cinco puentes, el mayor de los cuales habrá de servirnos para cambiar de margen, jalonan nuestro camino que discurre por una de las manchas de bosque mediterráneo mejor conservadas de la región, donde las especies arbóreas suelen ser de hoja perenne, pequeña y coriácea para soportar mejor las sequías estivales. Alcornoque y encinas, acompañados de acebuches, quejigos, algarrobos, pinos de distintas especies aunque preferentemente piñoneros, etc. son los principales árboles de este tipo de bosque. Bajo las copas de estos árboles proliferan las plantas aromáticas como romeros, salvias, lavanda, tomillo, además de arbustos como el boj, madroños, lentisco, jaras, enebros, retamas, etc. Sirviendo a su vez refugio para la mas variada fauna. Incluso en el monte que limita al oeste con el embalse pueden contemplarse con facilidad corzos y otros cérvidos.

El embalse, nace al pie de la presa del de San Juan con el que forma el complejo hidráulico más importante de la cuenca de este río. Como tantos otros está preparado para la generación de energía eléctrica aunque ahora su principal función es la de servir de embalse regulador de agua potable para la comunidad de Madrid junto a Toledo, capital y parte de esta provincia.