17 enero 2016…Embalse y Garganta de Picadas

Finalizadas las fiestas, y comenzado el día a día para empezar el año nuevo, iniciaremos nuestra andadura, con buen pie, con una salida de baja dificultad, bonita y cómoda.

17 Enero 2016: Lugar: Aldea del Fresno-Navas del Rey. Ruta: Embalse y Garganta de Picadas. Lugar de encuentro: a las 8:45, para salir a las 9:00, en Avda. Guadarrama, c/v Reyes Católicos, en Autocar de 55 plazas. Tipo de ruta: Lineal, ida y vuelta por el mismo sitio. Distancia: 14,6 Km. Duración: 4:00 horas. Desnivel: 24 m., Dificultad: BAJA. Llegada a Majadahonda sobre las 14:30 h.

EL plano y recorrido de la salida, están en el Blog http://amigosdeloscaminos2016.blogspot.com.es/2016/01/17-de-enero-embalse-y-garganta-de.html, y en nuestras páginas web: la nueva https://amigoscaminos.wordpress.com y la antigua http://amigosdeloscaminos.com. Las fotos de hace 2 años en http://amigosdeloscaminos2014.blogspot.com.es/2014/02/16-de-febrero-las-fotos-del-embalse-y.html y las de hace 4 años en http://amigosdeloscaminos2012.blogspot.com.es/2012/01/17-de-enero-las-fotos-de-picadas.html

El tiempo previsto será, soleado parcialmente, en torno a los 5 a 9º de temperatura máxima, por lo que conviene ir abrigados, con una velocidad de viento ONO de 5Km/h.

Plano y perfil del recorrido

Embalse de Picadas-Vía Verde. Plano

 

Descripción de la ruta

Se inicia la marcha en el Km. 50 de la M-501, que une Madrid con San Martín de Valdeiglesias, último pueblo de la comunidad por esta carretera. El recorrido forma parte de la llamada Vía Verde del Alberche que discurre entre este pueblo y la presa de Picadas.

En julio de 1891, bajo la Regencia de María Cristina, el ministro de la Guerra, Canovas del Castillo, pensó que sería conveniente construir un ferrocarril de Madrid a San Martín de Valdeiglesias (no nos pregunten para qué) e inmediatamente dio las órdenes oportunas. La estación inicial en Madrid se encontraba próxima al Puente de Segovia, se la conocía como La Estación de Goya y el trazado de la vía iba paralela pero algo alejada de carretera de Extremadura hasta la zona militar de Campamento donde atravesaba el cuartel de Zapadores Ferroviarios. Cuando el tendido progresaba a la altura de Cuatro Vientos, alguien pensó que sería más conveniente aprovechar la línea ya en servicio de Madrid a Almorox (Toledo), con lo que lógicamente se ahorrarían 40 kilómetros de trazado. El 21 de marzo de 1927, el Gobierno del General Primo de Rivera pensó y el rey Alfonso XIII decretó, que sería conveniente hacer caso a ese alguien.

Posteriormente, se decidió que Villamanta sería el punto más conveniente para derivar hacia San Martín un ramal de la vía existente para concluir el proyecto inicial. Se explanaron terrenos, se tendieron puentes e incluso se construyó un corto tramo de vía, entre Pelayos y San Martín de Valdeiglesias, “para inaugurar y celebrar el buen ritmo de las obras” Para mayor gloria incluso se construyó la que iba a ser, Estación de San Martin de Valdeiglesias, extraordinario y bello edificio, hoy sede de las concejalías de Cultura y Juventud del Ayuntamiento y finalmente, para ambientar mejor el acontecimiento, sobre el pequeño tramo construido se colocó una pequeña locomotora, transportada en camión desde Madrid. Pero después de la guerra civil, todo el mundo pensó que olvidarse del tren sería lo mejor y más conveniente. El Ferrocarril del Tiétar, llamado así porque en pleno delirio se había decidido prolongarlo hasta Arenas de San Pedro (Ávila), es una de las muchas vías fantasma que surcan este país. Ahora se las denomina vías verdes, y como no cuestan un duro, todos tan contentos. Una vía verde, pues, será la que nos permita recorrer el tramo más agreste del Alberche: la garganta de Picadas. Esta angostura, labrada por el río sobre rocas metamórficas principalmente gneiss y esquistos, fue parcialmente anegada por el embalse homónimo en 1952, hasta pocos metros bajo el nivel de la vía, pero lo que asoma por encima de las cien hectáreas de tersa superficie de agua aún es mucho y sólo para los ojos de quien siga nuestra marcha. No hay otro camino. La presa, de gravedad, tiene una altura sobre cimientos de 59 metros y 145 de longitud.

Un corto túnel de extremada e inquietante belleza horadado en la piedra y cinco puentes, el mayor de los cuales habrá de servirnos para cambiar de margen, jalonan nuestro camino que discurre por una de las manchas de bosque mediterráneo mejor conservadas de la región, donde las especies arbóreas suelen ser de hoja perenne, pequeña y coriácea para soportar mejor las sequías estivales. Alcornoque y encinas, acompañados de acebuches, quejigos, algarrobos, pinos de distintas especies aunque preferentemente piñoneros, etc. son los principales árboles de este tipo de bosque. Bajo las copas de estos árboles proliferan las plantas aromáticas como romeros, salvias, lavanda, tomillo, además de arbustos como el boj, madroños, lentisco, jaras, enebros, retamas, etc. Sirviendo a su vez refugio para la mas variada fauna. Incluso en el monte que limita al oeste con el embalse pueden contemplarse con facilidad corzos y otros cérvidos.

El embalse, nace al pie de la presa del de San Juan con el que forma el complejo hidráulico más importante de la cuenca de este río. Como tantos otros está preparado para la generación de energía eléctrica aunque ahora su principal función es la de servir de embalse regulador de agua potable para la comunidad de Madrid junto a Toledo, capital y parte de esta provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *