6 DE NOVIEMBRE 2016. SEGOVIA Y EL AGUA

Día completo   Dificultad: Baja      Recorrido 14 km        Desnivel: 40 m

Lugar de encuentro a las 8:45, para salir a las 9:00, en Avda. Guadarrama, c/v Avda. Reyes Católicos.

PODÉIS VER EL VIDEO DE LA DESCUBIERTA EN EL SIGUIENTE ENLACE

 

SEGOVIA Y EL AGUA

Si la llanura fuera el mar….

Segovia sería un navío de piedra

Si la llanura fuera el mar….

Segovia sería un acantilado

Desde tiempo inmemorial el agua ha sido algo tan importante para sobrevivir, que alrededor de los ríos se han asentado las poblaciones.

Segovia es muy conocida por el Acueducto que construyeron los romanos (entre finales del siglo I d.C y primer cuarto del siglo II d.C). Esta maravillosa construcción se realizó para llevar el agua desde el paraje de río Frío, punto remoto y escondido del arroyo de la Acebeda a 17,5 Km, hasta la ciudad.

El acueducto tiene una longitud de unos 728m y una altura máxima de 28,5 m en la Plaza del Azoguejo, Consta de una doble arquería, la inferior formada por 119 arcos de medio punto con diferente luz, dependiendo del tramo y las adaptaciones al perfil del terreno, y la superior de 44 arcos de medio punto que constituyen el núcleo central del Acueducto.

Desde San Antonio el Real partían las primeras servidumbres de agua desde el canal principal. A partir de esta zona la obra comienza a ser visible, punto que está señalado por un monumento formado por sillares con el Acueducto labrado, fechado probablemente en el S. XVI. DSCF9503.JPG

Existen documentos que datan de 1088 donde figuran las primeras ordenanzas que se conocen sobre el reparto del agua

El agua una vez en la ciudad se repartía en las distintas zonas hasta llegar al Alcázar.

Pero esto no quiere decir que en Segovia solamente estaba disponible el agua del famoso acueducto. La ciudad está rodeada por dos ríos, el Eresma y el Clamores, que han sido la riqueza agraria e industrial de la ciudad desde tiempos bien antiguos. Estos dos ríos se encuentran extramuros de la ciudad y la abrazan totalmente uno por cada lado uniéndose justo debajo del Alcázar.

El río Eresma, es sin duda el río de la ciudad de Segovia como así atestiguan referencias documentales de hace 900 años. Esta historia es historia tangible, la de los vestigios de un Patrimonio Industrial formado por edificios, construcciones y obras hidráulicas.

Este Patrimonio Hidráulico como verdadero Patrimonio Histórico y Cultural, contribuye al conocimiento de los modos de vida y la actividad económica de sus gentes, completando el panorama de la ciudad en épocas pasadas

En el barrio de San Lorenzo podemos ver donde se situaban esta industria.

Visitar los restos de estas industrias recorriendo la rivera del Eresma, supone unir paisaje, naturaleza, geología e historia industrial.

Todo esto nos demuestra que el camino del agua, en Segovia, no solamente es el acueducto, como mucha gente tiene en mente.

Las primeras noticias escritas de la Asociación del Comercio de la Lana datan de 1122, lo cual demuestra la existencia de una industria en la zona.

Para poder descubrir esta zona, bastante desconocida, nuestra ruta de hoy comenzará por lo que actualmente se llama SENDA DE LOS MOLINOS, Patrimonio Industrial del rio Eresma.

Podremos ver la Cacera de regantes del barrio de San Lorenzo, o Real Cacera San Lorenzo de Enrique IV siglo XV.

dscf9507

En esta visita no podemos olvidarnos de visitar la plaza medieval del barrio de San Lorenzo, así como su iglesia románica del siglo XII.- XIII

Patrimonio Industrial:

En la parte más alta del río que va desde la entrada del río en el término municipal hasta el puente de la carretera de Boceguillas (hoy vía Roma) era la zona de los Batanes, ingenios vinculados a la industria textil.

Ya en el barrio de San Lorenzo, se situaría la zona más harinera, donde se emplazarían la mayor parte de los llamados Molinos de Pan, que más tarde, con la revolución industrial evolucionarían como fábricas de harina.

Finalmente, la zona de la Alameda del Parral, y más concretamente el tramo entre la unión del Eresma con el Ciguiñuela y la Casa de la Moneda, destacará por la industria del papel.

dscf9574

Pasaremos por la zona donde estuvieron diferentes industrias como La Fábrica de Loza, la fábrica de harinas de Carretero, el antiguo Molino del Moral, Molino de la Hoya, Molino de la Cabila o del Puente y algunos otros más hasta llegar a la Real Casa de la Moneda.

Continuaremos caminando hasta donde se une el río Eresma con el Clamores. desde donde veremos la típica vista de la proa del Alcázar. Pasaremos de la cuenca del río Eresma a la cuenca del río Clamores para ver el otro lado de la ciudad desde la parte baja de la muralla, donde podemos apreciar diferentes materiales que ha sido utilizados en las restauraciones de la misma, así como las huertas en esa zona del río Clamores.

dscf9606

Nuestro paseo nos llevará hasta el Puente de la Estrella, en donde tenemos previsto (en función del tiempo transcurrido) hacer un alto en el camino y dirigirnos al restaurante La codorniz,, donde nos espera una suculenta comida.

Después de comer, regresaremos al Puente de la Estrella donde tomaremos un camino que nos llevará a un pequeño túnel, que atraviesa la carretera, por donde subiremos a la zona del Cementerio Judío en el lugar denominado El Pinarillo.

Existe un panel explicativo de la zona y, sobre todo, un gráfico que nos ayudara a distinguir cada zona de la muralla.

Segovia puede presumir de poseer la única necrópolis hebrea de la Comunidad de Castilla León y la única al aire libre de España

Las dimensiones de la necrópolis son mayores de las que se pensaron en un principio cuando se planteó su recuperación en el año 1988. Actualmente se ha fijado definitivamente en 4,7 hectáreas. Quedaron abiertas al público en el año 2011.

Desde cualquier sinagoga existente en la época, la salida con los difuntos se realizaba a través de la puerta de San Andrés, y desde allí, bajando por la Hotanilla, descendían hasta el Puente de la Estrella. En el Pinarillo y en la zona de la Cuesta de los Hoyos se realizaban los enterramientos

Se han encontrado dos tipos de tumbas, antropomórficas (excavadas en la roca) e hipogeos (subterráneas).

El total de tumbas encontradas por el momento se cifra en 78.

En todas ellas se aprecia la misma disposición cabecera al oeste y pies al este.

En resumen, un día para descubrir bellos rincones, disfrutar de la naturaleza, de una buena comida y una compañía para hacer inolvidable esta marcha.

FOTOGRAFÍAS DE LA MARCHA

FOTOS DE PILAR RUIZ

FOTOS DE DANI

FOTOS DE EMILIA

FOTOS DE OLGA

FOTOS DE JAVIER ORTIZ

FOTOGRAFÍAS DE JAIME

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *