24 de Abril Loma del Noruego

Pto de Cotos– Loma del Noruego– Pto de Navacerrada

● Ruta: Lineal  ● Recorrido : 8,3 km.  ● Dificultad: Media
● Diferencia de nivel: 424 m. ● Subida acumulada: 464m.
● Bajada acumulada: 446 m.

ruta

La ruta de montaña que une el Puerto de los Cotos con el de Navacerrada, ascendiendo hasta el alto de Guarramillas, se ha convertido en una ruta clásica para los montañeros madrileños. Se inicia el Puerto de Cotos y, dejando a la izquierda la carretera que lleva a la estación de Valdesquí, se asciende, por camino, hasta el pequeño Cerro del Altozano para después de un pequeño collado continuar caminando para llegar a la Peña del Agudo siguiendo la cuerda de la Loma del Noruego.
El nombre de esta loma, como el de otros muchos picos, valles y lugares de esta parte de la sierra, se lo debemos a aquellos primeros excursionistas, después montañeros, que, en los comienzos del siglo XX, se aficionaron a este deporte, formaron clubes y recorrieron la sierra de Guadarrama abriendo caminos, que más tarde llevarían sus propios nombres. El noruego que dio nombre a esta loma se llamaba Birger Sörensen, era familiar de los propietarios de los, ya conocidos, pinares del Paular y vino a España, a finales del siglo XIX, como administrador de La Sociedad Belga que los explotaba.
Puede ser que, durante gran parte del año, la nieve acumulada en estos montes le hiciera sentir nostalgia de su tierra y de la práctica del esquí, seguramente ya deporte en su país. Es probable que trajera su equipo desde Noruega y aquí eligió precisamente esta loma, suave y larga, para deslizarse pacíficamente partiendo desde El Alto de las Guarramillas hasta el hoy puerto de los Cotos.
Aquí debió ser donde tomo contacto, según se cuenta, con los fundadores del Club Alpino a quienes convenció para que le acompañasen en su aficción, llegando a fabricar para ellos tablas de esquí, según los conocimientos de la época, en las carpinterías de su empresa. Es seguro que les inició en este bello deporte y a través de ellos a numerosos madrileños. Su recompensa también fue el que se bautizara esta loma con su nombre.
Nada tienen que ver aquellos tiempos con los actuales. Entonces tendrían que subir andando el mismo camino por el que transcurre nuestra marcha de hoy, con la pesada carga de las tablas, para después deslizarse con sus rudimentarios equipos, por difíciles pistas vírgenes.
En la ascensión podremos ver, a nuestra izquierda, las instalaciones del Complejo de Invierno Valdesquí, inaugurado en 1972, para satisfacer la creciente demanda de los madrileños aficionados a esta emocionante práctica. Esta estación ocupa completamente el Circo de las Guarramillas hasta el cerro de Valdemartín por el este.
La ascensión continúa hasta el Alto de Guarramillas, también conocido como la Bola del Mundo, donde en1959, pocos años después de que en España se inaugurara el primer canal de televisión, se levantó el primer repetidor de gran potencia, aún en uso y que se identifica desde lejanos puntos por sus dos antenas con formas de botella pintadas en franjas rojas y blancas. Al oeste de este pasado Collado del mismo nombre se inicia el Ventisquero de la Condesa donde nace el que después será el Río Manzanares.
Junto a las antenas un giro hacia el oeste, siguiendo el primer tramo de la montañera Cuerda Larga, nos conducirá hasta El Alto de Dos Castillas, justo donde acaba el viejo telesilla, aún en uso, para turistas y sobre todo para los amantes del esquí alpino y de fondo que prefieren estas antiguas y tradicionales pistas.
Por la ladera norte del Ventisquero de la Estrada se inicia el descenso final por la pista de servicio del repetidor de La Bola y de estas instalaciones hasta el aparcamiento de Navacerrada.

Fotos de la excursión

Fotos Olga

Fotos Jaime

Fotos Rosa

Fotos Daniel

Fotos José Luis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *